Inversión récord: 50 millones de euros para la lengua y la cultura italiana en el mundo en 2019

En 2017, la promoción del italiano y de la cultura italiana recibió solo 20 millones de euros, y 30 millones en 2018. Este año, 2019, llega la cifra récord de 50 millones de euros. Ricardo Merlo, Subsecretario de Relaciones Exteriores: "Nuestra cultura es nuestro tesoro", "los fondos confirman la voluntad del gobierno italiano de continuar con los cambios para los italianos en el mundo"

Para la promoción y la difusión de nuestra cultura y de la lengua italiana en el mundo, el gobierno italiano LEGA-M5S-MAIE asignó una suma récord de 50 millones de euros para el año 2019. La medida fue anunciada por el Subsecretario de Relaciones Exteriores y Presidente del MAIE, Sen. Ricardo Merlo, durante el primer día de trabajo del Comité de Presidencia del CGIE, que se reúne en la Farnesina hasta el miércoles.

Es una medida sin precedentes: por primera vez, el Poder Ejecutivo decide invertir fuertemente en la promoción en el extranjero de su cultura y de su identidad. Lo dicen los números: en 2014, se destinaron 34 millones de euros, un millón más en 2015, 31 millones en 2016. Solo 20 millones en 2017, y 30 millones en 2018. Este año, 2019, llegó la cifra récord de 50 millones de euros.

El gobierno actual reconoce la importancia de promover la excelencia de la cultura italiana en el exterior, con la enseñanza de una lengua que, recientemente, se afirmó como la cuarta más estudiada en el mundo. “Nuestra cultura –declaró el Subsecretario Merlo luego de la reunión– es nuestro tesoro, la lengua italiana, nuestra identidad, es lo que nos distingue en el mundo más que cualquier otra cosa”.

“Durante el encuentro con el Secretario General, Michele Schiavone, y los Consejeros CGIE, quise resaltar la importancia de la inversión realizada y la voluntad de este gobierno de continuar con los cambios para los italianos en el mundo y el sistema Italia en el exterior, a diferencia de lo que ocurría con otros gobiernos en el pasado”, concluyó Merlo.